yo era un moñas hasta que empecé a beber Zaska

La cerveza Zaska, gracias a su exclusivo proceso de elaboración, combina fuerza y frescor, gusto y sabor, frescura y fortaleza, gustosidad y placerimiento, refrescancia y gustosismo, fortalosis y regustalgia, polisaboricia y protogocística, y tanto prefortiplacerismo como posfresquigustogocipancia. Y todo esto hiperalucicojocósmicamente.

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados