Desde que bebo ZASKA soy un 20% más feliz

Gracias a su exclusivo proceso de elaboración, la cerveza Zaska es rica en regustilina y refocilol. El primer trago produce un sindiós de experiencias placenteras tanto en la cavidad bucal como en la glotis. Posología: un botellín cada hora antes y después de las comidas. En caso de perder la orientación y/o el sentido del ridículo, consulte a sus amigotes.

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados